WhatsApp
Pronostico del tiempo
Puentes Internacionales
Twitter
Instagram
YouTube
Facebook

+

Destapa feminicidio de Catherine más casos de violencia intrafamiliar

Violaciones, golpes, abusos y toda clase de violencia y omisión de la autoridad fueron denunciados a través de Tele Saltillo

  • 551

 

Saltillo, Coah.-  A mi nietecita la golpea su padre, ya denuncié y no le hacen nada. A mi hija la violaron desde los 6 años y en la Pronnif me piden llegar a un acuerdo con su violador. A mí me acaba de correr mi esposo de la casa y tengo cáncer. Mi pareja me dijo que me tiraría a las vías del tren. En el Empoderamiento me piden llegar golpeada para recibir mi denuncia.

Estas son afirmaciones reales de víctimas con nombre y apellido que, tras enterarse del feminicidio de Catherine a manos de su expareja sentimental, Daniel Alejandro, decidieron levantar la voz y destapar la cloaca de la violencia intrafamiliar que en Saltillo queda impune la mayoría de las veces.

Brotan así las historias de los golpes, las amenazas de muerte, las denuncias no atendidas, las familias rotas, el chantaje económico, la agresión sicológica y un sinfín de métodos con los que operan los agresores, en su mayoría hombres.

Tras el feminicidio de  Catherine a manos de su expareja sentimental en Ramos Arizpe, se destaparon un sinnúmero de denuncias vía telefónica, anónimas y no, del infierno que a diario viven tanto mujeres como hombres víctimas de violencia.

“La solución no es tan fácil como decirles a las víctimas que se salgan de su casa, por favor, recomienden ir a sicoterapia”, pidió una mujer de manera anónima en el Centro de Mensajes de Tele Saltillo. 

“Yo pude salir de la violencia y no mirar atrás, tomé a mi hijo y me fui con lo que andábamos; le doy muchas gracias a Dios que con su ayuda tomé valor para hacerlo. Dios bendiga a esas niñas y que a su mamá la tenga en santa gloria”, confesó otra mujer.
La doctora Rosa María Salazar, directora de la Fundación Luz y Esperanza, especializada en apoyo a las mujeres violentadas, señaló que las denuncias al por mayor se deben a que “se dio una sicosis entre las mujeres por la forma en cómo fue el feminicidio (de Catherine) por un ataque de celos; ese es el gran riesgo de las mujeres que padecen violencia, ven al hombre celoso como algo normal y no se dan cuenta de que corren el riesgo del feminicidio”.

“Algunas mujeres están pasando situaciones similares y entonces ellas tienen miedo de que también puedan ser víctimas de feminicidio, les entra la sicosis, lo hemos visto en otros momentos, el grave problema es que no se acercan a solicitar atención, y si se les negó, deben insistir para llegar a un lugar donde se les pueda atender”, puntualizó Salazar.

Algunas víctimas narran el terror sicológico con el que viven cuando todos los días les dicen “te voy a matar”.

“Yo pasé por violencia con mi expareja, él me decía que me aventaría a las vías del tren, ya que vivíamos cerca de ahí. Al final me armé de valor y salí huyendo después de una muy mala noche, donde me hizo de todo. Fui a dar al Empoderamiento y nunca me ayudaron, aun habiendo evidencias”, cuenta otra víctima.
Sobre las denuncias, hay mujeres a las que se les pide llegar golpeadas para recibirles la declaración y a otras les dan órdenes judiciales que la justicia nunca ejecuta.

“Yo fui a denunciar al Centro de Empoderamiento de la Mujer y le mandaron una orden de restricción a mi victimario, se tenía que salir de la casa; él nunca se salió y cada que se ponía agresivo llamaba a la policía y nunca llegaba. Fui a decirles que seguía agresivo y me dijeron que iría una patrulla a sacarlo de la casa. Hace casi un año y nadie ha venido a sacarlo; él se burla”, comparte una víctima más.
 

“Yo intenté demandar y casi me dijeron que necesitaba ir golpeada para que pudieran hacer algo, así es como te desanimas a demandar”, contó otra.
A otras les piden llegar a un arreglo con su violador o su golpeador para evitar un proceso judicial, les piden que vean al “monstruo”, le den el perdón y reciban un cheque o una disculpa que no paga el daño.

“Mi hija fue violada desde los 6 años, interpusimos una denuncia, sin embargo, el fiscal de la Pronnif nos dice cada rato que debemos de llegar a un acuerdo con el acusado, cuando nosotros lo único que queremos es justicia para nuestra hija”, denunció la madre de una víctima.

El papá de mis hijos tiene demanda tras demanda y no le hacen nada, hace 3 años que no vivo con él”, narra otra mujer exhibiendo a la impunidad.

“Mi nietecita de 3 años es víctima de maltratos, su padre la golpea y la Pronnif no hace nada, yo lo denuncié y me dicen que le van a hacer una invitación para ver cuándo decide recibirlos y ver en qué condiciones viven mis nietos. No hacen nada, no sirve para nada”, cuenta una abuela desesperada.
La violencia sicológica también deja profundas huellas de dolor, es el caso de esta mujer con cáncer que cuenta que “mi esposo me acaba de correr en la mañana, después de 22 años de estar juntos, él sabe que desgraciadamente dependo de él ya que estoy en tratamiento de cáncer, ¿qué puedo hacer? Mi hijo y yo dependemos de él y él dice que me largue, a las mujeres no nos hacen caso”.

Los testimonios de noches amargas y las historias frente a las autoridades rebasadas y que no hacen lo que deben se prolongan por largos e incontables mensajes, donde el factor común es el mismo, el miedo y la injusticia, una mezcla mortal.

 

 

葬屍湖

Publicación anterior Aprobado el encierro de la ganadería de Espíritu Santo para la Quinta Novillada de la Temporada
Siguiente publicación Determinan prisión preventiva a sujeto por abuso sexual
Entradas relacionadas
Comentarios
  Estaciones ;