WhatsApp
Pronostico del tiempo
Puentes Internacionales
Twitter
Instagram
YouTube
Facebook

+

Sebastián Castella, maestría, oficio y técnica; corta dos orejas y sale en hombros

En la Segunda Corrida de la Temporada Reapertura

  • 476

 

Por FRANCISCO VARGAS M. (Enviado Especial)

Ciudad de México, CDMX. Domingo 4 de febrero 2024.- La maestría, solvencia, depurada técnica y gran oficio del diestro francés Sebastián Castella, cortar un total de dos orejas, premios que le valieron para salir en hombros en lo que fue la Segunda Corrida de la Temporada de Reapertura , primera de las para festejar el 78 Aniversario de la Plaza México, en el cual sus alternantes, el aguascalentense Leo Valadez perdió premios en su primero por fallar con la espada, y el confirmante, el michoacano Isaac Fonseca tuvo una actuación de entrega, valor y enorme disposición.

Ante casi un lleno, clima agradable y tarde ventosa, se jugó un encierro de la ganadería queretana de Xajay, disparejo en cuanto su tipo, poco castigado en varas, destacando el tercero de ellos. Primero, rebrincado corto y volviendo en un palmo corto; segundo, brusco terminando soso y deslucido inmerecidas palmas en el arrastre; tercero, fijo, buen estilo, claro y con recorrido palmas en el arrastre; cuarto, aplomado, pronto se vino a menos; quinto, deslucido y descastado; sexto, complicado.

SEBASTIÁN CASTELLA (Azul Purísima y Oro)

Su primero fue “Agradecido”, herrado con el número 67, con 532 kilos, al que saludó con verónicas, echando las manos por delante el burel a la hora de embestir. Después de la brevedad en varas y el lucimiento de Gustavo Campos en banderillas, se realizó el cambio de trastos, para comenzar Castella con pases a media altura flexionando la pierna de salida, el de pecho y desdén. Vino posteriormente una faena por ambos lados de gran firmeza, técnica y entendimiento, estando por encima el francés del brusco astado que embistió llevando las manos por delante. Una vez que atemperó al toro, logró muletazos tersos y templados en redondo por el izquierdo al soso y deslucido burel, viniendo pases con diestra ligados a base de dejarle la muleta en la cara, sin faltar adornos como fueron las dosantinas y desplante tocando con su mano, uno de los pitones del toro, concluyendo con manoletinas, desdén, de pecho y desplante a cuerpo limpio. De media estocada trasera pasaportó al toro para petición de oreja que el juez Gilberto Ruiz Torres concedió.

Su segundo fue “Suavecito”, número 18, con 550 kilos, mismo que lanceó a la verónica flexionando la pierna de salida y otras jugando los brazos, intercalando vistosas

chicuelinas, abrochando con revolera. Brindó al público su faena, la cual el comienzo fue con pases por alto sin enmendar, dejando ver nuevamente su maestría, gran solvencia y oficio, logrando series por el derecho templados ante un toro aplomado que pronto se vino a menos, estando al igual con entrega y valor Castella por el izquierdo, citando de frente pasándose el engaño a la diestra, logrando meritorios pases a base de acortar las distancias, sacando de la chistera dosantinas y lucido cambio de mano por espalda, siendo su parte final naturales a pies juntos. Se fue tras el acero dejando el acero en su totalidad escuchando el grito de torero, torero, tardando en hacer efecto la espada, siendo premiado con otra merecida oreja.

LEO VALADEZ (Rosa Mexicano y Oro)

A “Gordolobo”, marcado con el número 38, con 530 kilos, se abrió capa en mano con dos largas cambiadas cerrado en tablas, verónicas a pies juntos, chicuelinas ceñidas y tafallera, quitando en la boca de riego por vistosas zapopinas. En lo que se refiere con muleta, pases por alto zapatillas clavadas en la arena fue la manera de iniciar para inmediatamente darse a torear con diestra, logrando series con pases templados con mando y sin exigencias, aprovechando las francas y claras embestidas del cárdeno obscuro. A base de presentarle el engaño desde adelante, trazó derechazos largos y profundidad, pase cambiado por la

espalda y naturales sedeños lentos y templados que el público le reconoció. Con molinete de inicio, ligó una serie más con diestra intercalando dosantinas y derechazos en redondo, sin faltar un sabroso derechazo concluyendo con una poncina, de pecho y desdén, siendo la parte final manoletinas apretadas, una de pie y otras rodillas en tierra. Lamentablemente malogró su artística faena con el acero al pinchar al primer viaje dejando en el otro, media que surtió efectos escuchando palmas el toro en el arrastre y gran ovación a Leo, quien agradeció en el tercio.

En el centro del ruedo, de hinojos con una larga cambiada recibió a “Limonero”, número 73, con 490 kilos, al que lanceó con verónicas por ambos lados, quitando de manera variada por tafalleras y chicuelinas. A petición del respetable, cubrió el segundo tercio, haciéndolo con facilidad, destacando primer y tercer par. Con firmeza inició con pases a media altura su trasteo, mismo que fue de enorme entrega y disposición a un descastado burel que le costaba ir al engaño de Leo, quien estuvo esforzado logrando pases sueltos que tuvieron mérito por el empeño. Estuvo errático con la espada, por lo que escuchó un aviso retirándose entre palmas.

ISAAC FONSECA (Vainilla y Oro)

El toro de su confirmación de alternativa se llamó “Bendita Libertad, número 120, con 484 kilos, al que recibió a porta gayola rodillas en tierra, con una larga cambiada y dos más, intercalando chicuelinas y media abelmontada. Después de un breve puyazo, quitó de manera ceñida por chicuelinas, cerrando, soltando una punta del capote. Una vez realizada la ceremonia de confirmación, Fonseca brindó al público expresando en voz alto que viva la fiesta brava y la libertad, para iniciar su faena de muleta de manera vibrante en el centro del ruedo con pases cambiados por la espalda e incorporado por alto. En los medios siguió por el derecho, tirando derrotes el toro en el último tiempo del muletazo, siendo un poco molestado por el viento. Se fue a la parte exterior del tercio, logrando con diestra pases más de voluntad que lucimiento al traer muy suelta la cara el cárdeno. Por el izquierdo poco pudo hacer ante las rebrincadas y cortas embestidas, por lo que optó seguir con diestra, comenzando con molinetes y derechazos jugándosela, acortando las distancias ante un aplomado astado rematando con pase cambiado por la espalda y desplate. En la parte final logró naturales poniéndose cerca de los pitones y más con diestra arrancándole prácticamente los pases concluyendo con ayudados por alto. En la suerte suprema pinchó al primer viaje, dejando en el segundo una estocada casi entera por lo que escuchó ovación de agradeció en el tercio.

El cierra plaza fue “Doceavo”, número 35, con 548 kilos, sardo albardado, con el que se abrió con una larga cambiada rodillas en tierra y verónicas patijunto y chicuelinas mirando al tendido, quitando de manera por demás ajustadas por saltilleras. De hinojos poniendo toda la carne al asador, inició de manera un tanto atropellada su trasteo ante un toro incomodo, con peligro y que pronto que volvía en un palmo de terreno, al que le extrajo pases que tuvieron mérito gracias a su enorme disposición, terminando de estocada y un golpe de descabello para palmas.

Al final de este festejo que tuvo una duración de casi tres horas, salió en hombros Sebastián Castella. Para hoy lunes 5 de febrero, en lo que es la segunda del 78 Aniversario de la Plaza México, tomaran parte el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, quien se despide de esta afición y, a pie Ernesto Javier “Calita” y Arturo Gilio, quien confirma su alternativa; siendo la materia prima toros de la ganadería queretana de Los Encinos.

 

 

 

jacl

Publicación anterior Bandera de México queda destruida por helicóptero durante exhibición en campo militar
Siguiente publicación Policía localiza a mujer desaparecida hace 14 años en Zapopan
Entradas relacionadas
Comentarios
  Estaciones ;