WhatsApp
Pronostico del tiempo
Puentes Internacionales
Twitter
Instagram
YouTube
Facebook

+

Arabia Saudí abre su ejército a las mujeres

La oferta no precisa si las escogidas desempeñarán funciones de combate.

  • 341

La oferta no precisa si las escogidas desempeí±arán funciones de combate.

Por: Agencias

El Cairo.- Las saudí­es tienen un nuevo empleo al que aspirar: ser miembro de las fuerzas armadas. Por primera vez los cuarteles del reino acogerán a uniformadas en la enésima reforma lanzada por las autoridades del paí­s para fomentar el empleo femenino y diversificar una economí­a adicta hasta ahora al petróleo.

"El directorio general de la seguridad pública anuncia empleos militares para mujeres con rango de soldado", ha seí±alado la agencia, integrada en el ministerio del Interior saudí­, en un comunicado divulgado este lunes por las autoridades locales. El plazo de solicitudes se inaugura este jueves y la oferta incluye plazas en las regiones de Riad, Meca, Medina, Al Qasim, Asir, Al Baha y la provincia oriental.

Entre los requisitos exigidos, figuran la nacionalidad saudí­; haber nacido y crecido en el reino, salvo para aquellos casos en los que se residió en el extranjero debido a los trabajos gubernamentales de los padres; tener entre 25 y 35 aí±os; haber superado la educación secundaria y aprobar el examen de acceso, las entrevistas y el examen médico. La oferta no precisa si las escogidas desempeí±arán funciones de combate.

Según las autoridades, la llamada a filas cumple con los objetivos de Visión 2030, un ambicioso plan de reformas impulsado por el prí­ncipe heredero y ministro de Defensa Mohamed bin Salman, de 32 aí±os. El acceso al mercado laboral de las mujeres es uno de los objetivos del programa, que busca reducir la necesidad de mano de obra extranjera. La tasa de empleo femenino actual ronda el 20% y el propósito es elevarla hasta el 30% en 2030.

Más medidas

La semana pasada el ministerio de Comercio saudí­ avanzó que las mujeres no necesitarán a partir de ahora el permiso del tutor varón para establecer su empresa e iniciar su propio negocio. A lo largo de febrero otras ofertas laborales han alentado el acceso de las saudí­es al mercado laboral. La oficina del fiscal general saudí­ anunció recientemente la contratación de investigadoras. El departamento de pasaportes del reino, por su parte, ha recibido 107.000 solicitudes para cubrir 140 puestos femeninos en aeropuertos y puestos fronterizos.

El mes pasado el ministerio de Justicia reconoció su intención de emplear a 300 féminas para las tareas de investigadoras sociales, asistentes administrativos, investigadoras legales y expertas en jurisprudencia islámica.

En 2011 el Estado reconoció a la población femenina el derecho a votar y presentarse en los comicios municipales. Dos aí±os más tarde, incluyó a 30 súbditas en la la Shura, un consejo designado directamente por el monarca cuya función básica es estudiar las polí­ticas gubernamentales y elevar propuestas de enmienda al Consejo de Ministros. Y levantó la prohibición para que las saudí­es pudieran pasear en motocicleta o bicicleta por zonas restringidas, siempre y cuando, fueran acompaí±adas del tutor.

En diciembre se celebró el primer concierto de una mujer en Riad y a principios de este aí±o, las saudí­es pudieron asistir por vez primera a un estadio para presenciar un partido de fútbol. El próximo junio se levantará la prohibición de conducir alimentando el mercado de compra de vehí­culos y disminuyendo la cifra de conductores extranjeros que hasta ahora ofrecí­an el servicio a las féminas.

A pesar de los progresos, la figura de "mahram" (tutor varón) -ya sea progenitor, cónyuge, hermano o incluso vástago- sigue vigente. Las saudí­es no pueden viajar al extranjero, someterse a una intervención quirúrgica, casarse, alquilar un apartamento, matricular a sus hijos en un colegio, abrir una cuenta bancaria, deambular por la calle o viajar sin el permiso del guardián.

La llegada de las mujeres al ejército coincide con una serie de decretos dictados este lunes por el rey Salman para destituir de sus cargos a importantes altos cargos de las fuerzas armadas, entre ellos, el jefe del Estado Mayor y los comandantes de los ejércitos de Aire y Tierra. La remodelación ha sido anunciada a última hora por la agencia de noticias estatal SPA sin explicar las razones de estos repentinos relevos en ví­speras del tercer aniversario de la incursión saudí­ en el vecino Yemen.

También se han producido cambios en el Gobierno, especialmente en los ministerios económicos y de Seguridad, y al frente de varias ciudades con la designación de algunos descendientes de los hermanos del monarca como vicegobernadores. Entre los nuevos rostros, figura el de una mujer, Tamadur bin Yuseg al Ramah, flamante viceministra de Trabajo.

Con información de El Mundo

Publicación anterior Ofrece Pronnif pláticas en escuelas secundarias
Siguiente publicación Encuentran a mujer sin vida en un pozo de agua
Entradas relacionadas
Comentarios
  Estaciones ;